PAULO

Ruta en moto Lo mejor de Portugal.

Era un sueño hecho realidad cuando Scott me ofreció la oportunidad de ser guía de apoyo en mi primera ruta con IMTBIKE.Y por suerte para mí, iba a ser en la ruta Best of Portugal. Siendo un nativo portugués podría ayudar al grupo a superar algunas barreras culturales, explicarles algunas curiosidades y datos graciosos respecto a mi país y nuestras costumbres. El guía principal que me asignaron sería Súper Chano. Con más de 20 años de experiencia y siendo el primer guía en la compañía, yo estaba muy emocionado por aprender lo más que pudiera de él.

Había conocido a Súper Chano algunas semanas antes de la ruta y nos encontramos de nuevo en la mañana durante el día de los preparativos para organizar todas las motos y revisar todo nuevamente. Este día pasó muy rápido, el trabajo no paró hasta que nos encontramos con el grupo en el hotel para las instrucciones. Como de costumbre, la puntualidad estaba presente.Era muy sencillo para los miembros del grupo y para nosotros identificarnos en la recepción del hotel, todos tenían esa mirada de emoción en sus rostros.

Reservamos un buen sitio en la recepción para que todos nos sentáramos. Entregamos mapas y guías a todos para la ruta y pusimos nuestros mapas en el centro de la mesa.Todos se presentaron y por primera vez podía asociar nombres con sus rostros. Chano fue capaz de capturar toda su atención para las instrucciones de la ruta.En este grupo había una pareja brasilera, 2 parejas argentinas, una chilena y una australiana. Esto requería una traducción de español, inglés y portugués casi a tiempo real durante toda la ruta. ¡Era muy divertido!

Después de las instrucciones tuvimos nuestra primera cena como un grupo, y a pesar de que estaba algo un poco loco afuera (porque Benfica, uno de los equipos principales de futbol en Portugal, habían sido campeones y todos estaban celebrando en la calle), nos las arreglamos para tener una buena cena con los típicos platos portugueses y vino.

best1

En la mañana siguiente todos pudieron conocer sus nuevas motos y les dimos nuestro apoyo con las preguntas que aún les quedaban.Cargué la van con el equipaje, programé el GPS ¡y empezamos la ruta!

Desde el mismísimo primer día, fotos, vídeos y pensamientos fueron compartidos en un grupo interno de WhatsApp. Eso fue divertido y continúa hasta el día de hoy.Pasamos por rutas costeras, fuimos hasta el punto más oeste de Europa, dormimos en encantadores hoteles históricos, cruzamos montañas, seguimos ríos, visitamos ciudades hermosas y paramos por un momento en el punto más alto de Portugal. Entramos a España, recorrimos rutas retorcidas y fuimos incluso capaces de sumergirnos en el mar. Vimos desde dónde Colón partió de Europa, cruzó el interior de Algarve y regresó a Lisboa a través de rutas escénicas. Hicimos algunas paradas por fotos y buena comida.

Estos 10 días fueron muy intensos, las carreteras fueron asombrosas (incluso desde la van fueron divertidas), el clima nos ayudó y nunca nos olvidamos del enfoque al trabajo y la puntualidad.Fue genial ver a un grupo tan diverso pasando de ser extraños a un grupo de amigos.Amé especialmente las conversaciones después de la cena, todos conociéndose, compartiendo experiencias y sabiduría, y siempre  respetuosos entre ellos.

Desde la van noté sus habilidades para conducir mejorando día a día. Algunos prefieren ir en la parte de atrás, algunos más rápido, otros más lento, sin problemas y sin presiones. Súper Chano siempre los espera a todos. Y la van siempre va la última.

best2

Mientras pasaban los días y los kilómetros, nos aventurábamos juntos, tuve varios sentimientos buenos, y el más fuerte de todos que puedo mencionar es estar alerta. Siempre siendo consciente de sus necesidades, si es posible incluso antes de que las hubiera, para divertirme con el grupo, para documentar todo con las mejores fotos y vídeos posible y, por supuesto, cuidar todos los bolsos y nunca dejar nada atrás en ningún hotel.

Todos los días fueron diferentes, tuvimos comida típica y local y experimentamos las mejores carreteras que Portugal tenía para ofrecer. ¡Incluso en el día de descanso algunos de los miembros decidieron usar sus motocicletas para explorar la ciudad de Oporto!

Y de nuevo, de regreso a Lisboa después de la cena final con tragos, te das cuenta de que estuvimos viajando con un grupo de asombrosos personas que ahora son tus amigos.Y eso es para siempre. Esperando con ansias la próxima ruta.

best3