¡El pasaporte, el pasaporte, que no me deje el pasaporte!

Esa era mi principal preocupación antes de salir de casa para ir a Sants a coger el AVE dirección Málalga.

Unas semanas antes, recibo una llamada de Martín de IMTBIKE. En esa llamada me comenta que junto con Scott han decidido ofrecerme la oportunidad de ir como segundo guía en la Van para un Tour de diez días por Marruecos para el mes de octubre.

La verdad que la ilusión y la felicidad me salían por las orejas en ese momento. Sería mi quinta vez en Marruecos. Es un país que me enamora y sin duda volver en esta ocasión formando parte del equipo de IMTBike, es un gran placer.

Mi compañero en este Tour será Roger, un buen amigo que conozco desde hace años y que es un gran conocedor de Marruecos y de los Tours que IMTBIKE realiza en el país.

Nos encontramos en la Estación de Sants con Roger y nos subimos al AVE que nos llevará a Málalga. El Tour empieza allí y las motos están todas en la Base de IMTBIKE en Málaga. Una vez allí toca ponerse manos a la obra para acabar de dejar listas las motos, trabajo que se aligeró gracias a la ayuda de Nacho y Miguel, los dos agentes de IMTBIKEen Málaga. Por otro lado, también toca repasar toda la documentación que nos han enviado des de las oficinas de IMTBIKE en Madrid. La verdad es que todo estaba perfectamente organizado y explicado, cosa que facilita muchísimo el trabajo.

Finalmente llega la hora del primer Briefing. Empieza Roger presentándose y después lo hago yo y uno a uno, todos los integrantes del grupo. Es un grupo grande, 18 personas + 2 guías y 16 motos. Se respira buen ambiente, algunos de USA, otros de Canadá, una pareja de New Zeland y de Irlanda.

De allí nos vamos a cenar, donde ya empiezo a interactuar con algunos integrantes del grupo. Hoy toca no alargar mucho la noche que mañana hay que madrugar y será un día intenso.

Primer día de viaje. Allá vamos. Las motos todas perfectamente alineadas a la puerta del Hotel. Uno a uno vamos entregando las llaves y vamos realizando el chequeo junto con los clientes. Cundo ya está todo listo, furgo cargada y el grupo sobre las motos, Roger pone primera y arrancamos.

Una vez han salido todos, salimos nosotros. En este Tour viajaré todo el camino con Carmen, que viaja con su hermano, él va en una moto y ella prefirió ir en la Van. La verdad es que conectamos rápido y creamos un vínculo que durará todo el viaje.

El primer día fue de los más intensos, de Málaga a Algeciras, allí Ferri a Ceuta, cruzar la Frontera y una vez en Marruecos recorrer los más de trescientos kilómetros que nos separan de Rabat.

Una vez salimos de Rabat ya poco a poco nos vamos introduciendo en el corazón de Marruecos dirección Marrakech. Donde llegamos por la tarde y donde previamente a la cena, intercambiamos entre todos las experiencias vividas en nuestro primer día de ruta íntegramente en Marruecos. Sin duda, algo que no deja indiferente a nadie.

La verdad es que viajar en la Van tiene “algo especial”, una vez te haces a ella es como ir en un coche grande. Te permite llevar un buen ritmo e intento en todo momento no dejar que grupo se me separe mucho, cosa que es difícil en Marruecos donde un grupo de motos es mucho más ágil que una Van. A mi conducir por ese país y por sus carreteras me encanta y en esta ocasión no esta siendo diferente.

Sin duda, era un grupo que llevaba un muy buen ritmo, y casi siempre era todo un reto poder ir siguiéndolos “de cerca” con la Van, sobre todo cuando cruzamos algunos pueblos o ciudades.

Dentro de la furgo las horas y los kilómetros pasan rápidos entre charlas, algunas de ellas muy profundas e interesantes y la música que no deja de sonar en casi ningún momento.

Van pasando los días y vamos recorriendo más y más kilómetros por Marruecos, voy cogiendo el ritmo a lo de cargar furgo, salir primero para fotos, parada, agua y snacks, salgo primero y fotos, parada agua y snacks, llegar al Hotel, descargar las maletas de la furgo, repasar que queda pendiente de trabajo para hoy y mañana, ir al Briefing, cena, pasar fotos y a dormir.

Ya en Fes, aprovechando el día de descanso, hacemos la visita a la Medina, un espacio que no te deja indiferente por la vida que hay y por los olores. Por la tarde nos vamos con Roger a preparar los detalles de la última cena del Tour.

Me gustó ver la soltura con la que Roger se mueve por el país y por las ciudades, se nota que tiene muchos Tours y viajes a sus espaldas y eso se agradece cuando uno esta con ganas de querer aprender más y más sobre este trabajo a parte de la confianza que te transmite, no solo a mi como segundo guía, sino también al grupo.

De Fes ya hicimos la última etapa para subir hasta TangerMed pasando por Chefchauen. La verdad es que el trámite de la frontera fue mucho más rápido que en Ceuta y en un momento ya estábamos todo el grupo listo esperando a que atracara el Ferri. Cruzamos el Estrecho de Gibraltar y ya finalmente llegamos a Algeciras donde haríamos la última cena de despedida. Fue un momento emocionante para todos.

Al día siguiente realizamos la última etapa hasta la base de IMTBIKE en Málaga donde finaliza el viaje.

Un momento triste por la finalización del viaje, pero felices de todo lo vivido en estos diez días intensos recorriendo parte de las zonas más espectaculares de Marruecos.

Para mí ha sido una experiencia que estoy seguro no olvidaré, no sólo por el viaje en sí, que también, sino por cada uno de los integrantes del grupo, con los que pude compartir momentos inolvidables en lugares espectaculares e interesantes conversaciones.

Sin duda, ya estoy deseando empezar con otro Tour de IMTBIKE para sentir de nuevo estas sensaciones.

MoroccoAdventure4 MoroccoAdventure3 MoroccoAdventure2 MoroccoAdventure_1